Thursday, April 17, 2014

¿Te reúnes "con" la iglesia?

¿Este fin de semana vas a estar con la iglesia de Dios? Escribo con en vez de en porque la iglesia no es un edificio con cuatro paredes y un techo. La iglesia es edificio espiritual, hecho de todos los que creen en el Señor Jesús. Dicho de esta manera, se puede decir que la iglesia es «universal» porque está esparcido por todo el mundo e «invisible» porque sólo Dios sabe quiénes son suyos.

Aunque cada cristiano es parte de esta iglesia, la comunión que tenemos con la iglesia ocurre en un lugar y en una hora específica. Esto es lo que llamamos la iglesia «local» y «visible». La mayoría de las veces que lees acerca de la iglesia en el Nuevo Testamento se refiere a la iglesia local, no a la universal, porque la comunión de los miembros de la iglesia ocurre en el ambiente de la local.

Ahora, ¿Qué es tu enfoque primordial cuando te reúnes con la iglesia de Dios? Esta pregunta tiene más que ver con el liderazgo de la iglesia, pero todavía es importante que cada miembro tenga su propia convicción cuanto al tema. Si nos reunimos con el propósito de «divertirnos» o «sacar alguna bendición» o hasta «alcanzar a los perdidos» somos ignorantes de los propósitos verdaderos que Dios nos dio en la Biblia.

De hecho, el propósito primordial en la iglesia es la gloria del Padre. Cristo mismo dijo que su propósito mientras vivía era glorificar al Padre (Juan 12:28). Pablo dijo que este propósito se extendió a nosotros como la iglesia: 
Al que puede hacer muchísimo más que todo lo que podamos imaginarnos o pedir, por el poder que obra eficazmente en nosotros, ¡a él sea la gloria en la iglesia y en Cristo Jesús por todas las generaciones, por los siglos de los siglos! Amén (Efesios 3:20-21).
Así que nuestro enfoque primordial es la gloria del Padre. ¿Cómo lo glorificamos? A través de la alabanza, es cierto, pero también al reconocer el segundo propósito de la reunión semanal que tenemos: la edificación de la iglesia. Cuando nos reunimos como la iglesia debemos buscar animar o edificar a los otros miembros de la iglesia. Pablo es muy claro en 1 Corintios 14 que la edificación de la iglesia debe ser nuestra meta cuando nos reunimos. Esto no quiere decir que no buscamos compartir el evangelio con el mundo alrededor de nosotros e incluso con los de afuera que se reúnen con nosotros, pero sí significa que el evangelismo no es nuestro enfoque cuando nos reunimos como iglesia—¡eso sería un enfoque en los que no son la iglesia! Cuando nos reunimos como iglesia es para fortalecer y capacitar a la iglesia para que todos los miembros puedan compartir el evangelio toda la semana. Esto es lo que se puede ver en el libro de Hechos. Los creyentes se reunían como iglesia (y lo que hicieron se puede leer en Hechos 2:41-42) y luego compartieron el evangelio con los incrédulos.

No comments:

Post a Comment